lunes, 27 de febrero de 2017

Un sueño: La Catedral de Punxeu

Castañeras , Santa Marina ,Oviñana, Novellana ..son lugares muy conocidos de la costa de Cudillero pero ya en el  vecino concejo de Valdés pasa mucho más desapercibida la costa de Querúas que sin duda es una de mis preferidas  pues las playas de Punxeu, Choureu,Los Molinos, Santa Marina ...son todas preciosas y no dejarán a nadie indiferente al estar enclavadas en la zona acantilada por excelencia de Asturias .
En esta entrada hablaré de la majestuosa Punxeu y su "Catedral",así que lo primero que debemos hacer para poder acceder a ella es coger la autopista del Cantábrico y tomar la salida de Busto , una vez hecho esto deberemos retroceder un poquito por la nacional hasta llegar a Querúas y una vez allí seguir las indicaciones hacia la Playa de Santa Ana.Una vez que hayamos cogido el camino terreno, giraremos primero a la derecha en dirección a Santa Ana para dejarlo en la primera desviación a izquierda y posteriormente tomar dirección al acantilado donde podremos aparcar el coche.Cuando hayamos aparcado, nos fijaremos que de allí parte un sendero a nuestra izda que sin perdida nos llevara a Punta La Osa , que constituye un mirador excepcional de esta costa con la playa de Punxeu al oeste y  la Choureu al este.Decir que  esta playa tiene su propio acceso a través del acantilado muy poquito antes de Punta la Osa pero advertir que es totalmente desaconsejable, más si se trata de la estación lluviosa que es cuando por allí descuelgan dos cascadas , precisamente y paralela a una  de ellas esta la propia bajada  la cual sigue constituyendo la única vez en la que me ha dado la vuelta, !cobarde!.


Desde la atalaya las vistas sobre la cascada y el acantilado son preciosas , pero como también tenía puesto mi objetivo en La Catedral y la otra cascada, tuve que esperar impaciente una marea de 0,01 para atacar mi anhelado objetivo desde Barchinas y a través de la fantástica punta horadada de Punta Corveiriños.En tan señalado día, me presento a pie de playa una hora antes de la bajamar cuando advierto que me he dejado !las dos baterías en casa! , ni corto ni perezoso asciendo de nuevo la bajada de Barchinas, subo al coche, me presento en casa, recojo las baterías y de nuevo para Querúas , pero  con el resultado de que pasé la citada punta Corveiriños media hora pasada la bajamar lo que me dejaba poco tiempo en Punxeu, así que recuerdo perfectamente no realizar más de seis disparos sobre la Catedral aún así !mi sueño realizado!


También aproveché para fotografiar lo que llamé  el "arco corazón"...



..ya  sólo me quedaba acercarme a las dos cascadas de Punxeu  raudo y sin dilación, tanto de la que cae a plomo ...





..como de la que se desparrama por el acantilado y por la que discurre pegado a ella el sendero de bajada


A la vuelta, las prisas hicieron que me diera el leñazo que nunca me había dado y menos deseado cuando me resbalé  de espaldas sobre  las rocas ,suerte de que paró el golpe y me libro de darme en la cabeza la mochila .Sólo había estado en el lugar media hora y cuando volví por el paso de Corbeiriños el agua de estar por los tobillos ya me pasaba ampliamente de la cintura así que hice bien en no entretenerme...



Punxéu beach in Valdés, Asturias, Spain from AsturPlaya on Vimeo.


Más sobre Punxeu y una gran entrada del amigo J.C Lázaro
http://enfocandolamirada.blogspot.com.es/2013/09/persiguiendo-suenos.html

viernes, 24 de febrero de 2017

La divina Mexona (parte 2) :Por fin a sus pies.

Tras haberla visionado  desde la parte alta del acantilado, desde el este a través  del pedrero La Esfrecha ,donde como ya publicamos en otra entrada vierte en otra cascada sus aguas el arroyo Molinucu y también desde el oeste por el Peñayu donde igualmente otro arroyo forma una bonita cascada , ya sólo nos quedaba progresar desde este último hacia ella y todo sea dicho de paso nos llevó su tiempo.



La Mexona desde La Esfrecha
                               
La Mexona desde el Peñayu
Empezamos el día un tanto tormentoso pero poco a poco se iria abriendo el cielo según me acercaba  a la ansiada Mexona. 



El lugar para nada deja indiferente por la altura de la cascada y la verticalidad del acantilado , tal es así que en pocas ocasiones me sentí tan absorto contemplando nuestro "Paraiso Natural" ,no cabía entonces otra cosa que sentarse a contemplar el paisaje y a la anhelada  Mexona en la más absoluta soledad ...un lugar precioso del que pocos habremos disfrutado...



Más de cerca los árboles dimensionan la propia altura  de la cascada
               
               
              

 Caminando hacia ella dí con profusas "alfombras" verdes 



Ahora se distinguía perfectamente la roca saliente en el acantilado que hace de trampolín a la Mexona.


Pero llegados hasta aquí la marea nos cerraba el paso , de tal modo que ya sólo nos quedaba dar la vuelta... 


.... una hora más tarde me subía al coche.


Desde Julio de 2018 existe un video aéreo que quiero compartir.


sábado, 18 de febrero de 2017

La divina Mexona (parte 1): Primera y segunda cascada.



La Mexona es un lugar desconocido para la mayoría de los asturianos y sin embargo es uno de los parajes costeros mas guapos en los que haya estado , si estar a sus pies es algo impresionante debo decir que los dos saltos y la plataforma por la que se descuelga al mar no le van a la zaga y sobre este el motivo versa esta entrada.
Para llegarse a ellos hay que dirigirse a Arguero (Villaviciosa) y tomando como referencia el Hotel rural La Figar conducir hasta que concluya el asfalto -comparte pues ,el mismo acceso rodado que la cascada del Molinucu en la Esfrecha sobre la que  ya hemos publicado una entrada en este blog-.En este caso, en vez de llegarnos casí  hasta la "casa del acantilado" deberemos dejar el camino una vez llegados a una construcción de madera que sirve de protección para el ganado y atravesar los prados en dirección  oeste y hacia  la vaguada que es por donde se despeña La Mexona , una vez llegados a esta habrá que fijarse pues el sendero que nos baja hasta ellos  no esta muy marcado y es fácil que nos pase desapercibido como me sucedió a mi por primera vez.

Inconfundible La Mexona desde las praderias del Llendón de la Peña .
(35 mm, F14, 6 seg ,Iso 200 , filtro Nd)

Los acantilados que engloban La Mexona
 ( focal de 200 mm desde el Llendón de la Peña)
                                                          
Para acercarse hasta ellos, hay que atravesar el arroyo puesto que  el acceso a los saltos se hace desde la parte izda de los mismos. Una vez lo hayamos hecho, enseguida veremos la primera cascada la cual se descuelga sobre un saliente en voladizo muy bonito.


Buscando el lugar adecuado no me resultó complicado acercarme a ella....

Añadir leyenda
18 mm, 0,4 seg,f 3,5, Iso 200 ,filtro Nd
... e incluso meterme dentro del saliente rocoso para fotografiarla y lograr efectos diferentes variando la velocidad de obturación.



      
     
Incluso me llamó la atención la roca a modo de púlpito que desde allí se observa , nuestra particular  y asturiana"lengua del Troll"


Desde aquí  decidí bajar hasta el árbol  y que es por donde segunda vez se descuelga La Mexona para poder verla desde abajo
18mm, 1,3 seg, f 3,5 , Iso 200
Una vez allí se  observa  perfectamente la plataforma por donde La Mexona se tira al mar en particular "cola de caballo".


Ya sólo me quedaba acercarme a la segunda cascada  y en el mismo sendero  de bajada   se ve una panorámica que engloba ambas cascadas 


Bajar a esta cascada se complica un poco pues tiene un recodo que te deja expuesto al acantilado ante un hipotético resbalón


A los pies de la cascada me encontré con lo que  yo llamé " la tortuga"

18mm, 1,6 seg, f 3,5, Iso 100 , filtro Nd



miércoles, 15 de febrero de 2017

Pedrero y cascada del Peñayu

Estamos en esta ocasión de nuevo por  tierras de Les Mariñes de Villaviciosa y por tanto ante otra de sus numerosas cascadas y como no, de nuevo el lugar  se encuentra en la costa de Arguero.
Realmente la bajada del Peñayu es el acceso para a través de su pedrero llegar a "La Mexona" pero sin duda en días de tormenta aquí se descuelga a plomo una altísima cascada que sin duda de llevar más agua sería la más espectacular de todas.El día en que yo estuve  tuve la suerte que nada más llegar abajo cayó una pequeña tromba de agua que hizo resaltar mucho más el hilillo que normalmente se puede ver y aún más de poder guarecerme debajo de unos grandes bloques rocosos.



La bajada en sí es muy pendiente y larga pero gracias a que esta encordada de principio a fin se hace asequible ,si bien se vuelve no muy cómoda al encontrarse húmeda pues aprovecha una vaguada por donde baja un regato de escasa relevancia.Para acercarnos hasta ella, lo más fácil será tomar la Ermita de la Inmaculada como referencia, para desde allí tomar un camino que parte en dirección al acantilado pero aclarando  que  una vez llegados a un cruce en el cual veremos una edificación a nuestra izda lo dejaremos para acercarnos hasta una característica finca  cerrada por malla metálica para ovejas que es a su vez muy estrecha y esta flanqueada por ambos muros de piedra a cada lado.
Volviendo en sí al pedrero , nada más girar al este para ir en dirección a la Mexona ya disfrutamos de una vista del acantilado que engloba ambas cascadas.



Esta zona del pedrero del Peñayu se camina sin dificultad pero sin duda para llegar hasta la Mexona habrá que hacerlo en marea baja pues  la marea alta no nos dejaría caminar por la pequeña punta que encierra la cascada del Peñayu.



Bajada del Peñayu:

martes, 7 de febrero de 2017

A los pies de Cabo Peñas : El Buracu

Al igual que al este de Cabo Peñas es relativamente sencillo bajar , al oeste la cosa cambia una barbaridad y las cosas como son, cuanto más complicado es el acceso más me motiva bajar , todo hay que decir, siempre dentro de un límite.Realmente en esta ocasión trataba de acceder a la denominada playa el  Sabín pero al encontrarme esta bajada no pude resistir  la tentación sobremanera por si desde aquí  y por el pedrero pudiera acceder a la anteriormente citada , cosa que una vez abajo se me antojo del todo imposible. Lo curioso del caso es que tiempo después descubrí que tanto el Buracu como el Sabín comparten al principio la misma  bajada y que en algún momento has de dejar la del Buracu a tu derecha.
Para situar esta bajada lo más característico es localizar una cueva en el acantilado cosa no difícil si damos un breve paseo desde el faro hacia el oeste , una vez localizada nos fijaremos que allí donde termina en esquina el cercado, parte un camino que serpentea un poquito al principio y que luego sigue en fuerte pendiente ,de tal manera que si no fuera por una cuerda que esta anclada a la pared del acantilado resultaría imposible de bajar.
Al principio la citada cueva nos queda escondida ,pero más abajo la volvemos a ver justo a nuestra izquierda y para acercarnos  sólo hay  que dejar el sendero de bajada y ascender en dirección a ella. Al final el esfuerzo  sin duda merece la pena  pues la oquedad enmarca perfectamente el Cabo Peñas y el islote La Gabierona , que es el punto roca más septentrional de toda Asturias.


El mayor problema viene en el momento de abandonarla pues la pendiente es muy fuerte y es toda  de piedra suelta, así que por mi seguridad eché culo a tierra a la vez que  "frenaba" con pies y manos.
                                                                 

Una vez cogido de nuevo el sendero este nos llevara en fuerte pendiente al Buracu, ya abajo comprobamos que se trata de una pequeña y pedregosa cala  cerrada por dos pequeñas puntas , la del este La Cazona y la del oeste  La Taya .Al oeste no tendremos la más mínima vista pero al este tenemos perfectamente visible La Gabierona  , una vista a  nivel de mar del famoso Cabo Peñas y que sin duda pocos habrán disfrutado.


Seguiremos anhelando plantarnos un día en el Sabín tiempo al tiempo....

sábado, 4 de febrero de 2017

Por la Ensenada del Moral y el Castro la Lanchuca


A pesar de ser un islote muy conocido por verse perfectamente desde la Cueva del Pindal pocos conocerán  su nombre , el castro "la Lanchuca" y a su vez muy probablemente desconocerán que se encuentra horadado. Como desde la zona donde se encuentra la cueva del Pindal esta característica pasa desapercibida tendremos que desplazarnos hasta el aparcamiento habilitado cerca del faro de San Emeterio y una vez allí fijarnos en un pequeño sendero que parte en dirección al mar, aproximadamente  a unos cincuenta mts del estacionamiento.Una vez lo hayamos cogido no hay posible perdida por hallarse perfectamente señalizado con flechas pintadas en los árboles.
A nuestra llegada fue una decepción encontrarnos con el mar como una balsa así que tiramos de  los segundos de obturación para incentivar ese verde esmeralda que a veces tiene el mar cantábrico.

Iso 100, 18 mm, f 22 , 30 seg, filtro Nd

De un día que empezó muy nublado y que tornó a soleado

Iso 80, 18 mm, f 22, 20 seg , filtro Nd

Entre medias probamos por primera vez con la fusión de luminancias

Iso 100,18 mm, 3 seg, filtro Nd
También nos acercamos por la Cueva del Pindal y descendimos desde allí hasta el mar

Iso 400,22 mm , f 22, 15 seg , filtro Nd
También decidí fotografiarlo desde el este , para ello cogí el camino que se dirige hacia las ruinas del Monasterio de Tina para dejarlo y adentrarme  en una espesa maleza cuando llegado  a la pasarela de madera vi unas ruinas de piedra.No fue fácil dar con el lugar pues las cotoyas en algún lugar tranquilamente alcanzan los 1.70 mts de altura.

Iso 100, 18 mm, f 8,  6 seg, filtro Nd


Antes de irnos pudimos disfrutar de "otras luces".


Fusión de la luminancia de tres imagenes , Iso 320, 18 mm, 2 seg



Fusión de la luminancia de tres imagenes, Iso 320 , 18 mm, 3 seg

Preciosos fondos arenosos en el Moral