lunes, 19 de febrero de 2018

Acantilados de Verdicio:La Aguja

En esta ocasión visité los pequeños acantilados que desde la playa de Verdicio van hasta la playa La Cabaña siempre siguiendo la costa en dirección al Cabo Peñas.Con seguridad quien haya hecho este paseo habrá percibido una roca que destaca en ellos , la cual fue el motivo de volver a este lugar, claro que en esta ocasión no me iba a conformar con verla desde las alturas.
Decir que para acceder a ella no hay sendero que valga y uno ha de inventarlo por el lugar que le parezca más accesible,  una vez abajo lo que ves es que  la roca cambia totalmente y desde esta nueva perspectiva toma la forma de una aguja rocosa ,como no  horadada .


Claro que moviéndose un poco a la dcha la roca vuelve a su forma original mientras que era el cielo el que cambiaba constantemente de aspecto.

                                    

Poco a poco las nubes iban tomando los colores del atardecer pero las obligaciones me llamaban...  

                                       

   
                               

Es justo decir que previamente había visitado una cueva en estos mismos acantilados que enmarcaba  la Erbosa, isla que domina los altivos acantilados del Cabo Peñas.











lunes, 5 de febrero de 2018

Pirámide de Playa Castrillón




Este lugar en un exponente muy claro  de lo que se pierde si uno sólo se limita a observar las playas sin darse un paseo por  ellas.Tal vez a muchos no les suene el nombre de Playa Castrillón y en cambio si les suene mucho más familiar Puerto Portiella , al menos a todo aquel que se haya acercado a Oviñana en busca del Cabo Vidio.Como el Puerto Portiella esta perfectamente indicado en una desviación a nuestra derecha-una vez pasado el núcleo principal de Oviñana en dirección a Cabo Vidio-no me extenderé mucho en su localización, sólo comentar que la playa Castrillón es la playa de cantos que queda a la derecha del pequeño puerto de Oviñana cada vez más en desuso.Una vez pasado el pequeño túnel que nos lleva al puerto nos llamarán la atención las cuevas que horadan el acantilado a nuestro frente y que yo aconsejo visitar -siempre en marea baja- por tratarse de cetáreas ya abandonadas pero que tampoco es lo que más me ocupa en este caso.
La primera vez que me dio por bajar a la playa mediante unas escaleritas excavadas en la roca-pegadas al acantilado de nuestra derecha- y no quedarme en el puerto , justo al salir de una de estas cetáreas explosionó a no más de medio metro mío una roca que se hizo añicos , bien pensé que un cafre la había tirado desde arriba pero no , simplemente fue un fragmento desprendido del acantilado.Una vez pasado el susto -aún sigo resistiéndome a llevar  casco- me dispuse a lo que había venido aquí, una gran roca que según la perspectiva semeja una soberbia pirámide.

                                                       

Un tiempo más tarde volví al lugar con la intención de cambiar el encuadre y captar otras luces...

                                                    

En esa ocasión aproveche un pequeño afloramiento rocoso para "jugar" con los flujos que se creaban en derredor suyo


                                                      

Poco a poco caía la luz así que  tocaba marcharse , para cuando me subí al coche aunque parezca mentira ya era de noche.

                                                            


sábado, 27 de enero de 2018

En las entrañas de Cabo Vidio:Originales bautizos en la Iglesiona de Cabo Vidio

Este es el único lugar al que bajé más que acompañado, pues lo hice en la primera de las bajadas que se organizó en Oviñana desde el bar tienda Cai Milio,lo que en su día empezó como una apuesta personal y gratuita de Alfonso Ruisánchez ahora lo ha profesionalizado una empresa de turismo activo como es Mochiland .Previamente yo ya había bajado hasta el lugar observando que para los últimos metros había que proveerse de una cuerda -para ello existe una argolla para poder asegurarla- y que naturalmente al decidir ir en una excursión organizada no hizo falta pues bajamos cómodamente por una escalera que portaba protección civil.Como previamente uno había inspeccionado el lugar y siempre intenta acudir a los lugares con la máxima información me sorprendió el desconocimiento de la gente que allí se presentó con madres preguntando si podría bajar su hijo de cinco años o gente mayor que finalmente se dio la vuelta .Desde luego no es el sitio más complicado que yo haya bajado pero  como tampoco es una comida campestre me marché del lugar convencido de que algún día pasaría algo, cosa  que gracias a Dios no ha ocurrido
Comentar que la cabeza de la excursión era el propio Alfonso y pegado tras él iba yo con unas ganas locas de adelantarle, tal era mi ansia por conocer el lugar ,así que  fui el primero en entrar y también el último en salir  jeje.Reconozco que el montaje preparado estuvo muy bien con el bautismo que se realizó encima de una losa y bajo una gotera constante que cae del techo de la cueva por parte de Alfonso, terminando con su propio "concierto" de caracola , pero realmente le presté casi nula atención pues yo estaba a otras cosas.Una vez localizado mi "lugar de trabajo" y desde donde nadie me importunara tampoco el gentío me molesto nada  en absoluto ,pues ellos mismos le daban escala a la Iglesiona ,cuyo nombre viene dado  por altura de su cúpula, unos 60 metros justo debajo del faro Vidio.El rango dinámico aquí es brutal y fue una pena no conocer por entonces la técnica de la fusión de luminancias que amablemente me enseño Jose Fernández tiempo después


La cueva presenta dos grandes aberturas por las que en marea alta se pasa tranquilamente en pequeñas embarcaciones, pero es la pequeña oquedad al frente el lugar de acceso desde tierra.


De hecho estando allí se presentó en la abertura de mi derecha un kayak de mar que le daba un plus a las fotografías pero desgraciadamente ese par de fotos que hice quedaron un tanto desenfocadas ,por lo que pasé a subir el enfoque intentando poner de relieve la fabulosa cúpula que da nombre a tan fantástica caverna.


Poco a poco el lugar se iba despejando de excursionistas...


Aunque tal vez una chica me brindó la mejor oportunidad...



Y aún tuve la oportunidad de fotografiar la cueva como si sólo yo hubiera estado en ella y todo sin que tuviera que llamarme la atención Alfonso por segunda vez -previamente me había apartado del grupo al advertir que paralela a una cascada existe una bajada que da a la playa El Gallo o Vallina sufriendo un inoportuno resbalón muy ruidoso-


En cuanto a las grandes aberturas , es la orientada al oeste la que permite una amplia visión de la costa de Cudillero...


Mis padres ya son demasiado mayores para ello pero sin duda este será un lugar que enseñaré a mi hija en unos añitos, eso si él que no se hace demasiado mayor soy yo ...y por supuesto cumpliré una cuenta pendiente , bautizarme en la Iglesiona...


Impresionante en Kayak de mar

                                        









sábado, 20 de enero de 2018

Acantilados y cascada de playa Santa Ana

La espectacular costa acantilada de Querúas (Valdés) presenta un problema que es ni más ni menos que la dificultad de los accesos a sus playas con la salvedad de la playa que hoy me ocupa , Santa Ana.Para llegar a ella sólo tendremos que tomar la salida 461 de la autovía del cantábrico indicación Busto y una vez en Querúas seguir en todo momento las indicaciones de Playa Santa que finalmente nos llevarán a ella por caminos terrenos.Si sólo queremos llegar a ella habrá que tomar el último desvío a la derecha, pero también tenemos la posibilidad de seguir el camino al frente que finalmente nos dejará en un bello mirador al que yo bauticé como "The  most beautiful smallest bank in the world"  obviamente copiando la fama alcanzada por el de Loiba situado en la costa coruñesa.


La verticalidad de los acantilados que desde allí se divisan es impresionante destacando en primer término los de Santa Ana que además nos deparan una agradable sorpresa , la cascada que por ellos se despeña al mar. Para visionarla hay que fijarse pues queda un poco escondida ,aclarando no obstante que es totalmente estacional.



Habiendo disfrutado de las maravillosas vistas volvi otro día con la marea baja para poder llegar a la cascada sin dificultad .En la bajada que es apta para todo el mundo ya que dispone de escaleras y unas cuerdas a modo de barandilla ,me llamó la atención su peculiar embarcadero.


Decir que la bajada se hace por una vaguada por donde se tira al mar otro arroyo que llevando siempre más agua resulta menos atractivo .Una vez abajo ,mi acompañante me fotografió dando escala a los impresionantes acantilados de Santa Ana que resultan casi extraplomados.



Caminando hacia el este nos encontramos la cascada , la cual  fotografié desde una pequeña cueva situandome trás ella


Pero la vista más bonita se obtiene alejándose para integrarla en tan  bellos acantilados.


martes, 9 de enero de 2018

Secretos de playa Tablizo



A pesar de que sin duda esta playa presenta interés en toda situación, es la marea baja la que nos permite descubrir sus mayores secretos, pues en marea alta ni en sueños nos podremos acercar a tan bellas rocas que para más inri están situadas en los sectores más opuestos de la playa.
Para llegar hasta ella  hay que dirigirse a Tablizo pueblo al que se llega desde la salida 445 de la Autopista del Cantábrico que nos lleva en primer lugar a Ballota , siendo Tablizo el siguiente pueblo tomando dirección Luarca.Una vez hayamos dejado atrás Tablizo y justo antes de una pronunciada curva a izdas  nos encontraremos con un cruce de caminos  donde habremos de coger   el de nuestra dcha -para dar con el sito exacto lo mejor es fijarse en una solitaria torre eléctrica muy visible al estar en un prado junto al camino-.Advertir que sólo unos metros más adelante habremos de dejar el coche en el final del camino el cual sólo da para aparcar un coche con el sitio justo para dar la vuelta. Una vez estemos a pie, cogeremos el sendero que parte a nuestra izda y que sin pérdida nos lleva hasta la citada playa con la única dificultad que los últimos metros se realizan con la ayuda de una cuerda debido a que el antiguo sendero se ha desmoronado - a decir verdad ni una sola vez he encontrado los últimos metros de bajada exactamente iguales-
Una vez abajo si caminamos hacia el oeste y en marea alta en seguida no podremos seguir avanzando  y menos en un día de mar agitado...


...Jugando con la velocidad de obturación conseguí efectos distintos con las olas ....
                                    

En cambio con  marea baja viva se llega a uno de los secretos de Tablizo, el lugar parece otro con las sorprendentes  aguas mansas de un mes de diciembre  


Estando allí dispuse de todo tipo de luz , de la más mortecina...


...pasando por  luces y sombras..


...hasta llegar a fogonazos del astro rey...


...ya sólo me quedaba ir en busca del otro secreto de Tablizo y si hasta ahora uno corre el peligro -si  se despista más de la cuenta- de quedar cerrado por el mar , al otro extremo de la playa este  riesgo se acentúa.


Estar estuve bajo el arco, pero la marea que aquí te cierra sin ninguna posibilidad contra el acantilado y las pozas que a su vez aquí  se forman me desaconsejaron entretenerme más de 30 seg , sólo pudiendo fotografiar el arco desde este lado ya de vuelta.


Por último -como no- Tablizo tiene su arroyo -el Busmarzo-que se descuelga al mar en cascada , si bien esta se encuentra un tanto "escondida"



A decir verdad existe otro arroyo que vierte sus aguas en Tablizo ,el Vabliz y ese será el motivo de mi próxima visita a esta playa.

sábado, 30 de diciembre de 2017

Cueva de playa La Cabrera

Con seguridad pocos habrán oído mencionar esta playa pero para salir de dudas no es más que la continuación hacia el este de la archiconocida  Borizo en las bajamares.En mi caso es este otro lugar que conocí gracias al libro "Costa oriental de Asturias , Un paisaje singular" de Luna Adrados y es una cueva que me fascina pues es un alargado  y estrecho entrante que penetra profundamente en el acantilado.
Por la facilidad de su acceso siempre aprovecho para ir algún día entre semana con mi hija y  así aprovechar el día de playa mientras espero la bajada del mar que me permíta adentrarme en ella.Como con la bajamar es un bonito arenal muy apropiado para un paseo, en más de una ocasión se aparece una figura humana espontáneamente.

1/125, f4, Iso50, 10mm.Fusión de la luminancia de tres imágenes

Como es normal el propio mar cambia constantemente la fisonomía de este lugar formándose en ocasiones aguas someras que son un magnifico espejo.

1/60, f4,10mm.Fusión de la luminancia de tres imágenes

Como no el lugar esta presidido al fondo por el Castro Gaitero tan visible desde  muchos lugares de la costa de Celorio 









miércoles, 6 de diciembre de 2017

La Mexadina de Tuero

De nuevo estamos ante otra de las innumerables cascadas de la costa Maliayesa y sin duda la de más fácil acceso y que tiene la ventaja de que la bajada te deja a escasos mts por donde se descuelga el Arroyo Mexadina.Sin duda esta cascada es la hermana menor de la Mexona pues presenta menos altura y  menos caudal.
Para acceder a ella hay que dirigirse en dirección a la ermita de Tuero y proseguir hasta los apartamentos rurales la Cirigueña , donde sólo unos metros más adelante dejaremos el coche en el último cruce de caminos asfaltado.Ya a pie proseguiremos por el camino que queda a nuestra izda que bordeando un bosquecillo y a través de las praderías nos llevará hasta el pedrero donde se tira al mar esta cascada.
Una vez abajo un pequeño voladizo sobre nuestras cabezas nos permitirá situarnos tras ella pudiendo fotografiar sus últimos metros de caída y donde un precioso tapiz verde recubre la plataforma sobre la que cae La Mexadina

  

                                                                             
                                   
                                      
La mejor perspectiva de La Mexadina se percibe prosiguiendo hacía el este , allí desde la llamada Punta Coín podremos ver al oeste la cascada de la Mexadina y al oeste la de Los Molinos ya en Olés



                                           
Siguiendo por el pedrero fácilmente llegaríamos a los pies de la fastuosa cascada del Arroyo seco en Olés cosa que no hice ...tal vez en otra ocasión en la que baje buscando más caudal en La Mexadina