sábado, 30 de junio de 2018

Cuevas, arcos , cascadas ...un lujo: Playa Quintana


La playa Quintana denominada así por estar en la localidad Valdesana del mismo nombre también es conocida como playa Plumineru por uno de los arroyos que allí desemboca y que es precisamente el que está justo al lado del camino de bajada.Esta playa es de fácil acceso para cualquier persona y hace bien poco en lo alto del acantilado han acondicionado un aparcamiento para dejar nuestros vehículos sin entorpecer el camino terreno que parte desde Quintana , localidad esta a la que se llega desde la salida de Cadavedo en la autopista del Cantábrico.
Esta playa justo al lado de la afamada Campiechos no desmerece en nada a su hermana al este pues es de gran belleza, destacando en ella la Punta Quintana desde la cual observamos los islotes Perceberos de la contigua punta homónima.


Una vez abajo estaba claro que habría que llegarse en marea baja hasta esta esquina oeste de la playa , la lástima es que con la bajamar esa primera torre queda inmersa en un poco fotográfico pedrero por lo que únicamente me entretuve  en fotografiar el arco horadado desde el cual se enmarcan los Perceberos.


Más allá de este lugar me fue imposible proseguir si bien la sorpresa fue cuando a través del arco apareció ´la figura de un pescador.


Pero al este esta playa presenta otras sorpresas como es la presencia de unos arcos que bien se pueden fotografiar desde una pequeña cueva 

                                                           
                     
Otra vez,desde estos arcos observamos los Perceberos en primer término con el Cabo Busto más atrás.


El lugar también presenta desde el otro lado un pasillo horadado que les comunica


Y aún más la fantástica cascada que adorna este lugar -decir que los tres arroyos que vierten sus aguas aquí lo hacen en forma de cascada siendo esta sin duda la más bonita y de mayor altura-











lunes, 11 de junio de 2018

Playa la Huelga: Cueva Colorada y la cabeza vigilante.

Es esta una playa bastante conocida por verse desde ella el afamado Castro de las Gaviotas, pero curiosamente la cueva que en ella existe y que enmarca perfectamente el Castro pasa en todo caso bastante desapercibida .Tal es el hecho que en el momento que la fotografié aún no había visto una sola foto de ella , también diré que el conocimiento de su nombre fue un tiempo después y por casualidad, cuando me encontré con un lugareño en la contigua playa La Canalina pareciéndome su nombre bastante acertado.
Para visitar esta playa dejaremos la autopista del Cantábrico en la salida de la localidad llanisca de Villahormes, para siguiendo las indicaciones pertinentes ,tomar un camino terreno que pasando al lado del Palacio de la Espriella nos llevará hasta un pequeño aparcamiento situado en un prado adyacente a la playa.
Una vez llegados a ella, lo primero que nos llamará la atención son los verdes de las piedras y musgos allí por donde discurre el Río San Cecilio que aquí desemboca, y sin duda el islote deshuracado que así también se llama.


Indudablemente el momento adecuado para disfrutar de esta playa es en marea baja, pues es cuando podremos disfrutar del precioso arenal que se forma en la desembocadura de este río Teniendo además como aliciente el poder acercarnos  a contemplar el Castro, así como también la figura de la cabeza de un animal vigilante en la pared rocosa que nos limita a nuestra izda.


Como el acceso a esta playa es tan sencillo ,es uno de los pocos lugares a los que puedo ir en buena compañía , sin duda un buen lugar para pasar un día de playa en alguna de esas tardes libres que me quedan en los meses de junio y julio.Fue así que no me resistí a fotografiar a tan bella modelo...no estaría mal unirse a la moda de repetir esta foto 20 años más tarde ...


El colofón  de esta playa fue encontrarme con la preciosa Cueva Colorada  tanto por ser un precioso marco del islote como por ser toda una sorpresa .


Los brillos dorados en sus paredes fueron todo un lujo digno de admirar ...una de las más bellas cuevas que me haya encontrado por el Cantábrico...




















martes, 5 de junio de 2018

Cascada de Playa Cambaredo

Es curioso como la playa que en esta ocasión me ocupa, aún gozando de un fácil acceso rodado el cual concluye en un tramo de escaleras de 130 peldaños sin embargo no esta señalizada en ningún momento.Para llegar a ella sólo tendremos que dejar la autopista del Cantábrico en la salida que va a La Caridad para dirigirnos entonces al polideportivo municipal de esta localidad y desde allí seguir al frente una carreterita que acabará llevándonos hasta la Playa de Pormenande.No obstante antes de que esta carretera haga un giro  a la izda, fijándonos veremos un camino entre la arboleda que parte a nuestra derecha  y que nos dejará justo ante la cascada y el tramo de escaleras de bajada.
Sin duda el mayor aliciente de esta playa es la bonita cascada que a plomo se tira al mar desde una altura considerable .Decir que la diferencia de mareas en esta playa es muy notable pues la playa de cantos que es en marea alta goza de una extensa plataforma rocosa en bajamar .
Como en esta ocasión acudí en marea alta me escoré en principio a su esquina este donde aún afloraban pequeñas rocas para conseguir un poco de dinamismo en la escena ya sea con una mayor o menor velocidad de obturación.



                                                                           



Tras unas imágenes en formato horizontal también decidí fotografiar este rinconcito de la playa en vertical ,siempre dándole el protagonismo debido a tan fantástica cascada , para mi una de las más bonitas del occidente astur.




Como en la otra dirección de la playa tenía mejores luces también pensé en fotografiar la cascada desde el oeste


 
Ya por último, la fotografié bien cerquita pues es cuando uno puede comprobar que si lleva suficiente  agua la cascada no es un único chorro de agua sino que diverge en dos caños, si bien uno es mucho menos visible y notorio